El secadero

 

Hay, al sur de La Habana, 
entre el verdor y el oro,
un lugar destinado a los juegos.
Es un sitio tranquilo, dicen, 
muy bueno para las mutaciones.

Yo, nunca he ido a ese lugar,
sólo por temor a no volver.

Tú, nunca has ido a ese lugar,
sólo por temor a no volver.

Él, nunca ha ido a ese lugar,
sólo por temor a no volver.

Hay, al sur de La Habana,
entre el verdor y el oro,
un lugar destinado a los juegos.
Es un sitio tranquilo, dicen, 
muy bueno para las mutaciones[1].


Notas:

[1] Poema de Juan Carlos Flores.


 

Más en esta categoría: « Bioartilugios* ¡BAJARI! »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Subir

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox