Domingo, 08 febrero 2015 00:28

Selma

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Es casi imposible pensar en la libertad alcanzada por muchos en el siglo XX sin pensar en tres hombres de color: Mahatma Gandhi, y sus discípulos Martin Luther King, Jr. y Nelson Mandela. Como el gran maestro, los dos predicaron la desobediencia civil y la paz sin violencia (hay que recordar que inicialmente Mandela fue terrorista). Esto, a pesar de ser confrontados consistentemente por la deshumanización y la saña de una humanidad que desprecia a otros por el color de su piel, y por su situación social.

Esta película concentra en los sucesos que condujeron a las famosas marchas de Selma, Alabama en los primeros meses de 1965. En juego estaba el derecho al voto de los negros, a quienes se les imponía una serie de obstáculos para evitar que pudieran inscribirse para cumplir su sufragio. A pesar que desde el 1964 era ley el Acta de Derechos Civiles, muchos estados continuaban prácticas basadas en opiniones de jueces estatales, regionales y municipales racistas quienes, en contubernio con gobernadores igualmente prejuiciados, continuaban imponiendo sus criterios retrógrados.

Como le debe ser evidente a cualquiera, toda organización y movimiento tiene sus problemas internos, y en el caso de los derechos civiles no fue distinto. La película no evita las disidencias que existieron (existen) entre los líderes negros. Por el contrario, están presentadas desde muchos ángulos y sin ser idealizadas por el estupendo guión de Paul Webb. Digo esto para comenzar para que entiendan que la cinta no es un panegírico de la figura de King. Al mismo tiempo hay que entender que es una película (por lo tanto tiene situaciones que se han creado para dar efecto dramático) que usa información obtenida por el FBI, que espiaba a King y a todos los involucrados en su campaña. La lucha era para conseguir el Acta del Derecho al Voto, que eventualmente firmó Lyndon B. Johnson en agosto de 1965. A pesar de la intervención inevitable del Presidente, el filme muestra que fueron los negros, no algún blanco, los que en aquel momento confrontaron y vencieron una oposición que parecía inconquistable para conseguir sus derechos.      

De igual forma el filme va, aunque tímidamente, a los conocidos amoríos de King mientras estaba alejado de su hogar haciendo campaña para lograr sus metas. Me gustó que se mencionara, porque muestra que, como sabemos, nadie es perfecto. También es atinado que no se hiciera hincapié en sus escapadas, algo que es irrelevante para la marcha y para el tema central del guión.

La organización de la película es reveladora. Comienza con King vistiéndose para aceptar el Nobel de la Paz en Oslo, y la pompa y circunstancia de la celebración para rápidamente traernos a la realidad que aún vivía la gente de color en el sur de los Estados Unidos. Se evidencia que ningún premio convence a los enemigos de las posturas que los incomodan. Presenciamos la bomba que en una iglesia de  Birmingham mató a cuatro niñas en un acto vicioso y cruel. De ese suceso, que fuerza un encuentro entre King y LBJ, vamos al problema de la negación del voto a los negros que hemos visto un poco antes desdoblarse en el registro civil de Selma, en una escena actuada con dignidad por Oprah Winfrey. Es una introducción genial al problema, su centro y a sus protagonistas en la vida real. Hay generaciones que recuerdan poco a King, pero ¡quién no está consciente de Oprah!

A través de parte de los discursos de King recordamos su cadencia retórica y el ritmo de su voz, aquello que nos hipnotizó a los que pudimos ver en televisión su gran discurso “I have a Dream” en Washington, DC en 1963. El joven actor inglés David Oyelowo tiene una semejanza física razonable con King y ha captado muy bien algunas de sus inflexiones que, creo, le provenían de leer la Biblia y de ser ministro. Además Oyelowo enfoca sus escenas con un sosiego que no deja dudas que es el de alguien que verdaderamente cree en la oración y que su misión la está haciendo por el bien común, en este caso, por la gente de color en los EEUU. Las exigencias mayores que tiene un actor se ponen de manifiesto en papeles como este en que las sutilezas son más importantes que esos momentos “dramáticos” que a veces se usan para definir el personaje. En ese sentido, la participación de Oyelowo es una de las mejores de este año pasado.

Tienen suerte la directora (Ava M. DuVernay) y el guionista Webb que junto a Oyelowo trabaja un elenco impecable para representar a los líderes del movimiento. La bella Carmen Ejogo que se parece mucho a la bella Coretta Scott King, Tom Wilkinson como Lyndon B. Johnson, Tim Roth como George Wallace y una "troupe" de excelentes actores de color, entre los que desataco a Cuba Gooding Jr. como el abogado Fres Gray, quien llevó exitosamente el caso para poder completar la marcha de Selma;  uno de mis actores favoritos en la serie televisiva “The Wire”, Wendell Pierce, como Hosea Williams; y como el aún congresista y frecuente entrevistado en MSNBC, John Lewis, Stephen James.

Además de ser una película notable, “Selma” nos trae a la realidad que aún vive la gente de color en los Estados Unidos. Uno desearía que de King para acá predominara la armonía racial y el respeto por otros seres humanos en “…the home of the free”. Una de las partes contundentes de “I have a dream…” dice:

"Now is the time to make the real promises of democracy. Now is the time to rise from the dark and desolate valley of segregation to the sunlit path of racial justice. Now is the time to lift our nation from the quicksands of racial injustice to the solid rock of brotherhood."

En vez de eso, en muchos estados le dificultan el voto a la gente de color y a los pobres, Latinos incluidos. Tenemos a Ferguson, las muertes innecesarias de jóvenes negros, y las asfixias de arrestados por la policía en su uso excesivo de violencia. Tal parece que los ademanes perpetrados por la policía en Selma contra la gente de color ha sido heredada por los nuevos manifestantes del prejuicio racial. De hecho, “the home of the free” es ahora “la casa del rico”, y ha sido comprada para hacer lo que quiera los ricos con los que consideran inferiores. Más que nunca hay que celebrar que Martin Luther King, Jr. pasó por aquí y dio su vida por los valores que hay que defender. 

Lista de imágenes:

1) Toma e imagen del afiche de Selma que conversa con la icónica foto de Martin Luther King Jr de 1965.
2) Stephen Somerstein, Martin Luther King, Jr. looking out at the crowd at Montgomery, 1965.
3) David Oyelowo en una toma del film.
4) Portada de la revista Life de 1965. 

Visto 1469 veces Modificado por última vez en Martes, 16 febrero 2016 13:40
Manuel Martínez Maldonado

Manuel Martínez Maldonado ha publicado sus poemas y ensayos en Yunque, Revista de la Universidad de Puerto Rico, Caribán, Mairena, Pharos, Hotel Abismo, Linden Lane, Resonancias y la Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Sus poemas y su prosa han formado parte de antologías en Puerto Rico y el exterior. Recibió, en su primera edición (1955), el premio José Gautier Benítez de poesía de la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico, y ha recibido varias menciones honoríficas del Ateneo de Puerto Rico por su poesía. Ha publicado los poemarios: La voz sostenida (Mairena), 1984; Palm Beach Blues (Editorial Cultural), 1985; Por amor al arte (Playor), 1989; y Hotel María, 1999, finalista del Premio Gastón Baquero de la editorial Verbum, Madrid, y Novela de Mediodía (Editorial Cultural y Verbum), 2003. Su novela Isla Verde (Verbum) fue publicada en 1999. Sus más recientes novelas son El vuelo del dragón, Del color de la muerte, El imperialista ausente (Premio Nacional de Novela 2013, ICP) y Solo la muerte tiene permanencia

Columnas en Cruce:

"De generaciones" (29 de agosto de 2011) 

"Bella y perdida" (5 de septiembre de 2011) 

"Revolucionario de armario" (12 de septiembre de 2011) 

"The Help: Un festín de actrices" (19 de septiembre de 2011) 

"Genio: Wilde y Welles" (26 de septiembre de 2011) 

"¡Viva la vida! ¡Viva la inteligencia!" (10 de octubre de 2011)

"Cincuenta años después de Sylvia" (17 de octubre de 2011) 

"¡Ciencia Boricua!" (7 de noviembre de 2011) 

"La piel que habito" (14 de noviembre de 2011) 

"Ciudadano J. Edgar" (19 de diciembre de 2011) 

"George Clooney: el artista del cine del momento" (30 de enero de 2012) 

"La ignorancia como nuevo estandarte" (13 de febrero de 2012) 

"Silencio, sonido, ruido: la fascinación con The Artist" (27 de febrero de 2012) 

"Miedo a la ciencia" (5 de marzo de 2012)

"Retomar el país: ¿qué será lo que quiere el negro?" (9 de abril de 2012)

"La nave se hunde" (23 de abril de 2012)

"Abril sin ti" (14 de mayo de 2012)

"Nostalgia a dos tiempos" (10 de septiembre de 2012)

"El Bosco pintó a Puerto Rico" (8 de octubre de 2012)

"La academia, la investigación y la economía en Puerto Rico" (12 de noviembre de 2012)

"La poesía de 'The Life of Pi'" (17 de diciembre de 2012)

"Silver Linings Playbook: un trozo de 'americana'" (28 de enero de 2013)

"Basura en verso" (18 de febrero de 2013)

"Genealogía y evolución del detective: de la butaca a la calle" (25 de marzo de 2013)

"'Side Effects': las apariencias engañan" (6 de mayo de 2013)

"Células, genes, patentes y la economía académica" (9 de septiembre de 2013)

"El tiempo y los soles truncos" (4 de noviembre de 2013)

"Walt Disney desde otra perspectiva: 'Saving Mr. Banks''" (17 de febrero de 2014)

"Oscar López, preso por la historia" (31 de marzo de 2014)

"The Maze Runner y otras distopías" (10 de noviembre de 2014)

"Pasaje a la India" (1 de diciembre de 2014)

'Two Days, One Night' (9 de marzo de 2015)

"Una nueva etapa para De Niro" (2 de noviembre de 2015)

"Mambrú se fue a la guerra: 'A Perfect Day'" (7 de diciembre de 2015)

"Joy: Perseverancia" (8 de febrero de 2016)

"13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi" (7 de marzo de 2016)

"Our Kind of Traitor" (28 de septiembre de 2016)

"The Accountant" (2 de noviembre de 2016)

"American Pastoral" (23 de noviembre de 2016)

"Bobby Capó soñaba con Puerto Rico" (8 de febrero de 2017)

"Kong: Skull Island" (22 de marzo de 2017)

"Contando en forma: ¿ficción o historia?" (26 de abril de 2017)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox