Vitrinas, espejos y altoparlantes (Parte 2)


Meat Market

Porque para unas cosas soy muy gordita, para otras flaquita.
Porque para unas cosas soy muy chiquita, para otras soy muy bonita.
Más o menos de lo que quieres, de lo que buscas, de lo que necesitas.

Soy una esquina en la curva, que no ves y te tropiezas.
Porque para todo soy muy poquito.
Entonces te grito, te escribo y me miras complacido.
Más o menos, menos o más, nunca exacta.
Nunca menos, nunca más...
Pues ya lo deduzco, lo repongo, lo ausculto.
Más o menos, pero nunca suficiente.
Porque no es real, porque no es perfecto.
Menos o más, más o menos; ¡qué más da!
¡Lo hecho de menos! ¡Me gusta más! ¿Cuánto menos?

Me corrompo y creo que es bastante, que ya me llené de lo que era
más o menos llena, menos o más vacía, 
nunca suficiente, siempre inconformista, simplista, machista,
elitista, materialista e imperialista, 
con una rima más o menos suave, fingida, tal vez pretendida.

Más o menos comprendida, tranquila, manila.
Camina más o menos al norte, sin rumbo.
Nunca exacta, multiforme, nunca lo suficientemente conforme.
Más o menos.
A veces, quizás, tal vez.
Maybe, perhaps.
Es posible que me calle y explote.

Más o menos de un estallido, que menos o más te grite, 
te exije, te maldice para que seas más o menos atento.
Más o menos callado, nunca perfecto, siempre eterno.

For Sale (American Dreams)

Se venden zapatos para borrar nostalgias.
Se venden camisas que acercan los sueños.
Se venden radios, chanclas, chancletas, doñas en bicicletas.
Se venden las sonrisas y los parabrisas.
Se vende un rótulo.
Se vende un sueño y la figura.

La felicidad viene en pastillas,
en caricias, en mirillas por las cantinas.

Se venden carros que te dan respeto y sexo,
y sexo y vicio y posición social, sexual, moral, profesional.
Se vende la vida por 19.95 con un 30% de descuento en la esquina de la humanidad.
Se venden carteras, gafas, sortijas, cadenas que te encadenan,
que te amarran a la inconciencia del plástico
para tirar, comer y vomitar, para verte muerta de hambre.
¿Y los que mueren de hambre?...

Se vende el derecho a elegir, el derecho a seguir,
el derecho a escuchar música, el derecho a meterte droga.
Se venden a peseta los anuncios de publicidad
que te hacen ver inteligente, serio, comprometido.
Se vende el culo, se vende el hígado y la córnea.
Se vende la ilusión de paz, felicidad, fugacidad vital con precio humano,
en dólares, en quetzales, en pesos, en euros, en yenes y bolivianos,
en moneda conocida y desconocida, por el precio de tu ignorancia.

...you got me, you heard me: for ten dollars, twenty dollars

Se vende la compasión, la salud, la vida, la educación,
el suelo, la tierra, el aire, el agua, los pensamientos...

El odio, el desprecio, la humillación, el olvido, la ignorancia y la corrupción...

ESOS SON GRATIS

***

Dios es un cíclope dorado
que llora tanto. 
En sus entrañas guarda un infierno.
Lo único que hace es suspirar.

Dios es un cíclope dorado
que llora tanto.
Yo ni me le acerco.
Le susurro disparates. 
Lo confundo
a penas lo puedo escuchar.

Un cíclope que llora tanto. 
En sus cavernas esconde,
se esconde en cuclillas.
Lo perdono, me perdona.
Vuelvo y lo distraigo.
Se confunde.

Bendito Dios es un cíclope
que llora, que grita
en sus entrañas: un infierno; 
en su voz: un vacío eterno.
Me confunde, no lo entiendo.

Dios dorado me distrae.

Tapaboca

Estoy dispersa, me desparramo 
en el grito agónico de mi padre desatendido.
Quisiera reunir en palabras
explicaciones a preguntas que no han sido hechas.
Siento ganas de destrozarme y dispersarme aún más,
pero no habrá quién recoja mis cenizas.
Nadie que se preocupe siquiera por darle nombre a mi intento.
Así me pregunto a gritos y enloquezco quieta, callada.

Me regaño:
un tapaboca por sentir rabia,
un tapaboca por querer entenderlo todo,
un tapaboca por querer ser otra de pronto,
un tapaboca por querer huir,
tapabocas y tapabocas por querer besarlo, por gustarme,
por querer ser más joven e intentarlo de nuevo,
por gustarme y querer que le guste, un tapaboca.

Si cuestiono a mi padre y si miro mal a mi madre.
Si me enfrento a Dios y le tapo su boca.
Si me miro en el espejo y callo.
Si digo que es injusto todo.
Si le hablo y pienso en historias de Hollywood.

Un tapaboca por existir, pensar y ser,
por amar, gustar y querer,
por extrañar a mi padre, por querer descansar, 
por disgustarme y quejarme,
por soñar…

***

Quiero dilatarte, 
sostenerte un poco,
suspenderte y elevarte.
Quiero mojarte en labios,
en cuerpo, en ojos, en vientre.
Quiero que sepas poco,
que la nada te lleve
sin derrumbes de abismos
a la plenitud, a la sombra.

Como en estallidos.
Quiero sostenerte.
Quiero suspenderte.
Quiero dilatarte.

A tiempo y a deshoras,
con lujo y modorra.
Quiero pensarte, dibujarte.
Quiero que comprendas.
Necesito sobre todo dilatarte
lentamente, poco a poco,
sostenerte,
elevarte así como siempre
con la lentitud que se me antoja.

Quiero abrigarte,
enjaularte, dilatarte
y luego, nuevamente
suspenderte lento, 
alejarte.


Lista de imágenes:

1. Claire Rosen, "Still Life Study in Yellow" 
2. Claire Rosen, "Still Life Study in Navy"
3. Claire Rosen, "Still Life Study in Rose"
4. Claire Rosen, "Still Life Study in Gold"
5. Claire Rosen, "Still Life Study in Black and White"
6. Claire Rosen, "Still Life Study in Orange"
 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Subir

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox