La autodefensa es la mejor arma contra el terrorismo machista

"Cuchillo en la garganta, una puta menos" es uno de los comentarios que aparecen en un vídeo de Youtube en el que la actriz Alicia Murillo, sevillana, de 37 años, explica sus miedos al volver sola a casa por la noche. El autor, 'esetorrejonero', no es el único que se molestó en amenazar a Murillo, que en mayo de 2012 empezó su proyecto 'El cazador cazado', una serie de vídeos en los que recoge el acoso que ella misma sufre en espacios públicos.

Alicia Murillo en seis breves tomas: Tatuaje, Encuentro, De Andalucía a América, Youkali, Opera Café y Opera Kabaret.

Junto a la amenaza expresa de este usuario, hay una sarta de insultos machistas. Un tal 'coroneltripollas' indica: "que te van a violar, ya te gustaría puta". Loca, histérica o enferma son otros insultos dedicados a Murillo en otro vídeo.

El cazador cazado

El vídeo que sirvió de anzuelo a los troles forma parte de El cazador cazado, un proyecto que empezó en mayo de 2012. "Nació de mi frustración por tener forzosamente que caminar por las calles de mi ciudad, Sevilla, aguantando de manera constante el acoso callejero". A la actriz y feminista le pareció importante "hacer ver que, eso que tan interiorizado tenemos, eso que mal llaman 'piropo', debería ser un delito".

 
Corto dirigido por Hugo Meyer (Kamikaze Producciones, Argentina) para el programa educativo Piropo vs. Acoso Callejero.

¿Cómo saber cuándo se traspasan los límites? Para Alicia Murillo está claro: "La línea la marca el sentido común; clavar los ojos de manera insidiosa, centrándonos en los senos o las nalgas, hacia alguien que no conocemos, en una situación que ni por asomo nos indica una reciprocidad de interés sexual, eso, señores, es un acoso; gritar algo desde la otra acera a una mujer desconocida, es un acoso, sobre todo si ese algo que hace referencia a un juicio de valor a cómo va vestida, cómo camina o cómo es su cuerpo; aprovechar el espacio reducido de un autobús para rozar el pene contra los muslos de una señora es acoso; tomarse a broma la indignación de una mujer que manifiesta una queja ante un comentario fuera de lugar, es acoso; insultarla llamándola 'puta' o 'ramera' o cosas de ese tipo sólo porque no accede a tus insinuaciones, es acosarla".

¿Exagera Alicia Murillo? "Me quedo corta", dice. "Imagina que un acoso como el que vivimos las mujeres fuese traspasado de manera automática a otro sector de la sociedad, por ejemplo, a los inmigrantes de un país determinado… la prensa hablaría de una ola de racismo; pero como somos las mujeres las que sufrimos eso mismo nadie lo considera delito".

Los insultos tienen algo en común que los identifica como troles machistas: "No se trata solo de insultos machistas, son también insultos antifeministas", expresa. La mayoría se genera en un lapso de unos pocos días en la semana del 3 al 7 de septiembre lo que, como en el caso de troleo a la bloguera feminista Anita Sarkeesian, hace pensar en un ataque organizado.

¿Qué pasó el 3 de septiembre? "Alguien colocó un enlace a mi blog o a los vídeos en Forocoches, desde ahí partieron la mayoría de las más de 6.200 visitas que recibí en mi página ese día y, claramente, también de las denuncias de los vídeos en Youtube". Los troles machistas dieron un paso más: "Consiguieron mi número de móvil y recibí llamadas y mensajes en mi WhatsApp", explica la autora del blog 'A través del espejo de Alicia', que también es columnista de la revista Píkara.

"Fue todo muy desagradable. El mensaje que recibió Ana Periférica en su blog fue el más agresivo de todos". La red respondió y hubo repetidas muestras de apoyo, por ejemplo, mediante la etiqueta #TodxsConAliciaMurillo en Twitter.

"Fue duro pero me he sentido muy arropada por muchas compañeras y ha llegado un momento en el que ni si quiera puedo responder a todos los mensajes de apoyo que recibo a diario. Una cantidad enorme de colectivos feministas de todo el país se volcó con el asunto y a partir de esta historia se ha creado una red nacional feminista mucho más potente que la que teníamos. Hemos salido fortalecidas. Ya iremos desvelando los futuros proyectos".

No alimentar al trol

Los insultos no son nuevos en el blog de Alicia Murillo, y su consigna es la de no alimentar al trol. "No tienen cabida porque el mío es un blog de denuncia, no de debate; definitivamente no van a poder utilizar mi web para expresar mensajes discriminatorios".

Sobre la posibilidad de denunciar el ataque organizado desde Forocoches, Murillo indica que, de actuar, lo hará "en manada". "Muchas otras compañeras que mostraron apoyo a El Cazador Cazado y a mi persona han recibido también amenazas en sus blogs". De momento, "estamos poniendo ahora la cuestión en manos de profesionales para determinar qué y a quién denunciaremos, pero juntas", indica Murillo.

Denunciar el acoso en Bruselas... o en cualquier parte

"El acoso sexual callejero está completamente institucionalizado desde la familia, los medios, la escuela; por eso es un problema tan grave y totalmente incomparable a los casos aislados de acoso de mujeres contra hombres", opina Murillo.

 
Noticia de RTBF (Radio Télévision Belge Francophone), emitida el 26 de julio de 2012, sobre el documental de Sophie Peeters, Mujeres de la calle.

El fenómeno no es propio de su ciudad, ni de España, donde vive. En Bruselas, 'puta', 'guarra' y 'perra' son algunos de los comentarios que escuchaba la periodista Sofie Peeters en la calle. Peeters lo recogió en el documental 'Mujeres de la calle'. Unos meses después, el Gobierno local ha anunciado medidas para penalizar estas conductas.

La reacción a los vídeos de Alicia Murillo fue otra: tras algunos comentarios que apuntaban a su supuesta ilegalidad, Youtube decidió censurarlos. Pese a ello, después de unos días, El cazador cazado ha vuelto. "Los vídeos no son denunciables porque en España la ley permite grabar a cualquier persona en la vía pública", zanja la autora.

Canalizar la violencia

Los vídeos de El cazador cazado sirven como método de autodefensa, además de como instrumento visibilizador:

¿Crees que en España un Ayuntamiento podría plantearse algo como lo de Bruselas?

- Creo que ayudaría, pero las mujeres somos las únicas que podemos cambiar la situación: la autodefensa es la mejor arma contra el terrorismo machista en todas sus facetas.

Hay quien te acusa de "incitar a la violencia". ¿Es la violencia una respuesta legítima al acoso?

- A mí me gusta diferenciar entre las palabras “agresividad” y “violencia”. La segunda es una mala canalización de la primera. El Cazador Cazado es mi manera de canalizar la violencia. También es una forma de legítima defensa, que es eso, legítima. A las mujeres nos han robado la posibilidad de defendernos. Nos dijeron “no os pongáis a la altura de los hombres, sed mejores, ignorar sus ataques” y bajo esa consigna llevamos décadas aguantando un maltrato terrible, haciendo como que no existía.

¿Va a seguir adelante El cazador cazado? ¿Va a cambiar?

- Por supuesto que voy a seguir adelante, lo único que va a cambiar va a ser la manera de alojar los vídeos.

 
En Argentina, Malena Pichot, más conocida como La loca de mierda, ha denunciado a su manera el acoso callejero en vídeos como Piropos.

* Échale un ojo a la labor cultural y educativa de Feminicidio, colabora y actívate. Allí encontrarás notas como ésta, junto a un amplio catálogo de lecturas sobre la equidad de género en los países hispanohablantes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Subir

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox