La curaduría del ICAS: investigación entre la adquisición, el registro, la documentación, la conservación y la difusión


 

En la labor inicial de la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle (SCNLS), precursora de la Fundación La Salle de Ciencias Naturales y del Instituto Caribe de Antropología y Sociología (ICAS), se procuró siempre colectar objetos que sirvieran como fuentes de información de los contextos de los que procedían, complementando las investigaciones que se derivaban de las Expediciones, por toda Venezuela. La significación de las piezas se procuró divulgar a través de publicaciones; exposiciones permanentes, en la sede del Colegio La Salle de Tienda Honda en Caracas, o con la participación en exposiciones temporales en otras instituciones. Al recibir el ICAS el testigo en la custodia de las piezas, esta tarea se ha continuado y profundizado, lográndose un fortalecimiento institucional de las colecciones, con la creación de sus respectivas imágenes corporativas, y la consolidación de una nueva colección: la audiovisual. De esta manera, el trabajo de difusión del patrimonio material que alberga el ICAS se ve robustecido, permitiendo incluso la itinerancia de exposiciones propias, conceptualizadas en el Instituto, visitando diversos espacios, así como presentaciones didácticas en aulas de clase, en cualquier punto del país. Además, se ha iniciado el proceso de registro y adaptación de las bases de datos de las colecciones, para su incorporación en la web.

Funciones del Museo

En concordancia con las funciones básicas de toda institución con fines museísticos, de adquirir, registrar, documentar, conservar y difundir, en el ICAS se espera, primero, la dinamización constante de sus cuatro colecciones a través del ingreso de piezas, ya sea por compra, donación, intercambio, excavaciones, registros audiovisuales, préstamos o comodatos. Posteriormente, con el registro de las piezas, se crearán sistemas de información que, además de permitir el control y manejo de colecciones, fijarán sus contextos, ya sean materiales o simbólicos, que son los que en definitiva van a dar cuenta de cada objeto. Los trabajos de documentación y conservación, facilitarán la perpetuación de los saberes que encierran las piezas, más allá del momento actual, con miras a la difusión actual y a las generaciones futuras.

El proceso de investigación de las piezas se inicia muchas veces desde antes de su adquisición, y no las abandona jamás, puesto que la actividad de registro y documentación es una labor en perpetua construcción, dadas las incorporaciones que siempre pueden hacerse. La investigación es el garante de una certera y fidedigna divulgación de los contextos, que en definitiva es lo que se busca comunicar a través de exposiciones y programas educativos, teniendo siempre presente los requerimientos actuales de las comunidades receptoras de estos conocimientos.

La investigación con las colecciones      
                                             

En la actualidad, los mayores esfuerzos en relación a la Colección Antropológica del ICAS, compuesta por la colección etnográfica, arqueológica, osteológica y audiovisual, se han concentrado en actividades de documentación y difusión, convirtiendo a las piezas en medios de comunicación de los pueblos creadores. Se ha considerado prioritaria la difusión, tanto académica como divulgativa, porque permite el conocimiento de las colecciones a un vasto número de personas, quienes serán los garantes de la continuidad de las actividades curatoriales, especialmente de aquellas que dependen muy estrechamente de la presencia de recursos humanos y/o económicos: adquisición, registro y conservación, para las cuales el público puede ayudar en su búsqueda y obtención, a través de programas y campañas del ICAS.

Si bien cada una de las colecciones tiene autonomía, con posibilidades de ser exhibida de manera independiente, se pueden establecer interconexiones de varios órdenes, como agrupaciones de índole étnico, geográfico o utilitario; siendo además, algunas de sus piezas, el resultado de un mismo trabajo de campo de carácter multidisciplinario, ya sea dentro de una Comisión o Sección de la Sociedad de Ciencias, o más recientemente de algún investigador del ICAS. Este tipo de enfoque caleidoscópico ha caracterizado la labor del ICAS en su afán por reconstruir, con el mayor detalle posible, los contextos de los que proceden los elementos de las diversas colecciones. Por esto se ha cuidado siempre de mostrar sólo aquellas piezas de las que se tiene registro de su origen, para lo que se ha creado el Archivo de las Colecciones del ICAS, conformado por fuentes de la SCNLS y de los informes y documentos del Instituto.

Los investigadores independientes y de otras instituciones pueden acceder a realizar estudios y consultas con las colecciones del ICAS, permitiendo la difusión de su significación, ya sea en trabajos académicos o en publicaciones divulgativas. Además, con la creación de la Sala de Exposición Permanente (SEP) en la propia sede del Instituto, se abre la posibilidad de presentar, durante todo el año, una pequeña muestra de las cuatro colecciones, con el apoyo de visitas dirigidas, desplegables y guías didácticas, para grupos no especializados, principalmente de estudiantes, que logren la profundización de los conocimientos adquiridos en la SEP.

Comunicación y Educación          
                                                                  

Bajo los criterios actuales en materia de gerencia de museos, el ICAS impulsa programas educativos y sociales de extensión y divulgación. Los programas y proyectos educativos del ICAS, creados a partir de las colecciones, están orientados a comunidades específicas, para ser aplicados en tiempos diferentes: dentro del cronograma escolar formal, para colegios, y en cualquier época del año, para los grupos en los que el ICAS esté llevando a cabo algún proyecto de identidad cultural y desarrollo local. Para la puesta en marcha de los trabajos y talleres de extensión se han establecido vínculos con entidades universitarias y gubernamentales, con la intención de sumarlos como multiplicadores de esta labor.

También se han creado materiales impresos en los que se destaca el valor de las piezas de las colecciones, a través de datos procedentes de investigaciones, único sustento de toda información que se pueda comunicar y premisa fundamental del quehacer museológico en el ICAS. Los productos creados incluyen la síntesis de datos contextuales de las colecciones para poder alcanzar la mayor difusión del patrimonio presente en el Instituto, principalmente entre el público no especializado. Tal es el caso de la Agenda Perpetua; de un cuadernillo conformado por el conjunto de diez postales, titulado Mensajes Culturales, y de los dos desplegables informativos: uno sobre Las Colecciones y otro sobre la Sala de Exposición Permanente. Además, se cuenta con productos no impresos como la propia SEP y un multimedia, hasta ahora de consulta en el propio Instituto, pero que se espera poder incorporar al sitio web de la Fundación.

Las comunidades y las colecciones   
                                               

Apartir del reconocimiento de la múltiple significación de la Colección Antropológica del ICAS y de la información que puede derivarse de ella, en el Instituto se está consciente de la responsabilidad social y educativa que ello implica, por lo que se están creando recursos didácticos para acercar al público en general, especialmente a jóvenes en etapa de formación escolar, y transmitir los valores que tienen las piezas, destacándose particularmente el valor de antigüedad, el valor histórico, el de actualidad, el de uso, el valor conmemorativo y el valor artístico-estético.

Sólo a través de procesos de divulgación y enseñanza se podrá garantizar la perpetuación de los saberes que encierran las colecciones, de los cuales deben hacerse partícipes tanto las comunidades representadas en ellas, como las que deseen conocerlas. Se espera que quienes se puedan apropiar de la información referida a los contextos de las cuatro colecciones del ICAS sean las generaciones actuales y futuras.

El ICAS promueve la resemantización de espacios públicos en las comunidades en las que esté desarrollando algún proyecto de difusión museológica, apoyándose para ello en las nuevas estrategias didácticas dentro de este campo. Se convierten áreas de uso común, en ámbitos para el aprendizaje y la divulgación de los valores de la Colección Antropológica, tratando de aproximar a la población la idea de museo, desacralizándola y comprendiéndose como un lugar para la comunicación de saberes entre todos los actores posibles.

 


Lista de imágenes:

* Todas las imágenes han sido generosamente proporcionadas por la autora, Ana Resnik.

1. Documentación del ICAS: el análisis de los contextos culturales de aparición de una pieza resulta fundamental para la interpretación de los valores y la debida información que se pueda comunicar sobre ella. Para esto se deben complementar los datos de registro con bibliografía especializada o entrevistas a profesionales de la etnografía, arqueología, osteología o antropología visual o a los protagonistas mismos de las culturas estudiadas. Para el ICAS, la investigación sobre un objeto de su Colección Antropológica es algo que se inicia en el momento mismo de su adquisición y lo acompaña durante todo el proceso curatorial, hasta su difusión. No se trata de un momento específico en las tareas del curador. 
2. Conservación: los trabajos de conservación se hacen con las mínimas intervenciones posibles a las piezas, para evitar así la alteración estructural y morfológica de los componentes materiales, lo que repercutiría en la posibilidad de preservación de los valores que se busca comunicar. 
3. Difusión: El conjunto de diez postales titulado Mensajes Culturales, que presenta algunos grupos indígenas del país y la actividad antropológica del ICAS; y la Agenda Perpetua, ilustrada con fotografías y descripciones de piezas etnográficas, son productos divulgativos creados para la venta, con el fin de garantizar la autosostenibilidad de la Curaduría del ICAS. 
4. Difusión: Multimedia del ICAS, en el cual se encuentran datos e imágenes de algunas de las piezas de las cuatro colecciones, así como la descripción de parte del trabajo curatorial del Instituto. 
5. Adquisición: Entre los posibles modos de incorporar piezas para la Colección Antropológica del ICAS, destacan la compra de piezas etnográficas y las excavaciones arqueológicas. Las prospecciones arqueo-paleontológicas son escenarios idóneos para la recolección de piezas para la Colección Arqueológica del ICAS, la cual se compone de varias épocas del quehacer científico lasallista. 


 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Subir

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox